Descubre si tu hijo necesita lentes

0

Detectar si tu hijo necesita lentes es crucial para su sano desarrollo, especialmente, si ya está en etapa escolar: algunos niños son etiquetados con dificultades de aprendizaje o retrasos del desarrollo solo porque nadie detecta que el problema principal, es de la vista.

1- Inclinar la cabeza

Si un niño tiene doble visión, puede descubrir que al inclinar su cabeza, minimiza esa molestia. También puede indicar un desequilibrio de los músculos oculares o estrabismo.

2- Estrabismo

El estrabismo es un defecto visual que consiste en la pérdida de paralelismo de los ojos, de modo que cada ojo mira en una dirección. Para poder corregir adecuadamente el estrabismo, es muy importante detectarlo antes de los 7 años.

El médico debe realizar una revisión oftalmológica completa para valorar el grado de desviación, motilidad ocular, refracción y fondo de ojo. Si de entrada existe un defecto refractivo, hay que tratarlo mediante corrección óptica (lentes o lentes de contacto). Generalmente, la corrección óptica cura por sí sola el estrabismo.

3- Cubrirse un ojo para leer o ver la televisión

Un niño que cierra un ojo indica que tiene ese ojo con visión más, y al cerrarlo, impide que interfiera con su visión. Un problema de visión sin corregir en un ojo puede aumentar el riesgo de padecer de un niño ambliopía. Cubrir un ojo también puede ser un signo de doble visión causada por estrabismo o un problema médico más grave, como una catarata.

4- Lectura interrumpida

Leer de manera interrumpida, salteando palabras o renglones, puede ser un signo de un problema de visión, como la presencia de astigmatismo o un problema de los músculos oculares, como sucede con el estrabismo.

5- Necesitar del dedo o una regla para no interrumpir la lectura

Aunque no siempre es indicio de algún problema, puede hacernos sospechar de la presencia de ambliopía. Ojos ambliopes provocan que las letras o palabras se vean demasiado juntas, haciéndolas difícil de reconocer.

6- Excesiva sensibilidad a la luz

Los niños con exotropía, un tipo de estrabismo, pueden entrecerrar los ojos un ojo cuando se exponen a la luz solar muy brillante. Esto puede interpretarse como sensibilidad a la luz.

7- Estar muy cerca de la TV

Esto es a menudo un signo de miopía (ver bien de cerca y borroso de lejos). Nada que un buen par d elentes no resuelvan.

8- Frotarse los ojos

Hacerlo repetidas veces durante el día, puede indicar un problema de visión.

9- Lagrimeo

Indicaría presencia de ophthalmus lag, una condición que hace que los ojos se sequen durante la noche debido a que los párpados no se cierran completamente durante el sueño. Esto puede causar lagrimeo excesivo durante el día que interfiere con buena visión.

10- Dolor de cabeza frecuente

Niños con cualquier problema en los ojos suelen sufrir frecuentes dolores de cabeza, debido al esforzarse permanentemente por querer subsanar por si mismo esa deficiencia visual. Nuevamente, unos lentes adecuados serán la solución.

Prevención

Tu hijo debe tener controles anuales en su vista. Lo ideal, hacerlo un mes antes del inicio del nuevo ciclo escolar. Pero no dudes en repetirlo si tu hijo copia mal la tarea o copia de manera incompleta.

Controles

El mismo pediatra de tu hijo puede realizar los chequeos más simples. Si tienen motivos de sospecha justificados, puede ser solicitada una derivación con un oftalmologo infantil.

La revisión visual es distinta que la de un adulto y tu hijo no tendrá que identificar letras, si no, objetos. Por esto, no hay necesidad de esperar a que el niño identifique las letras para tener una completa revisión visual.

Síntomas

Se debe estar atenta a dolores de cabeza reiterados. Si tu hijo ya sabe leer pero usa su dedo o un objeto para guiarse al leer y no confundir renglones, debes llevar a una consulta médica.

Si tu hijo se frota los ojos o se tapa un ojo para leer, pueden ser indicios de necesidad de lentes.

Lo que pueden encontrar

Tu hijo pueden presentar algunas de las siguientes afecciones:

Miopía: (dificultad para ver las cosas de lejos) es la afección más común. Pregúntale si puede ver lo que hay en la pizarra de su salón de clases, los carteles de la carretera o las caras de sus familiares del otro lado de la habitación.

Astigmatismo: bizquear es la señal más común del astigmatismo, debido a la forma imperfecta de córnea, se tiene una visión borrosa.

Hipermetropía: afecta la capacidad de ver las cosas de cerca y la más difícil de detectar, porque el niño puede leer sus libros o escribir un dictado sin mayores problemas.

Una vez detectado el problema visual que tiene tu hijo, y si tu presupuesto lo permite, déjale elegir el modelo y color del armazón que desee usar.

Luego de los anteojos

Una vez que tu hijo tenga los anteojos que necesita, con la graduación indicada, consulta con el oftalmologo en cuanto tiempo deben regresar para una revisión y -de ser necesario- un ajuste en los mismos.

Posts relacionados:

Social Media Mom. Blogueando desde 2005, quiero difundir toda la información posible sobre embarazo sano, parto respetado, lactancia materna y porteo. De alguna manera, colaboro para que este mundo sea menos loco !

Leave A Reply

error: Derechos Reservados Mamás y Bebés Tu Web de Maternidad 2005-2017