Diferencias entre un fular y una mochila portabebé

3

En éste post trataremos de aclarar las radicales diferencias entre un fular y una mochila portabebé.

piernas_colgando
Piernas colgando, todo el peso centrado en la entrepierna del bebé
piernas_colgando2
Piernas colgando desde otra prespectiva.

El principal problema de las mochilas portabebés es la forma en que las pequeñas piernitas del bebé quedan colgando fuera de la mochila, recayendo en su área genital todo su peso. Debido a ese mal sostén, su columna también sufre con una postura poco natural y nada cómoda.

La situación empeora gravemente cuando se coloca al bebé en la mochilita y mirando hacia el frente: se lo obliga a arquearse para mantener la postura, con lo cual, sufre toda su columna.

Diferencias entre un fular y una mochila portabebé
Al poco tiempo de colocarse, las tiras de la mochilita se clavan en tus hombros. Cero comodidad.
Mal uso de la mochila portabebe
MAL: bebé de frente, esforzando su columna para mantenerse erguido

Realmente, algo que no podemos dejar de destacar, son los incómodas que son las tiras de estas mochilas, que lastiman los hombros de quienes las usan, logrando que uno use éste tipo de mochilas por poco tiempo con el directo perjuicio para el bebé, quien será cargado menos tiempo por sus padres.

cero_sosten_mochilitas
Mucho espacio entre el respaldo de la mochilita y el pecho de mamá. no hay sostén para la nuca y cabeza del bebé.

Y es que, lamentablemente, aún se cree que estas mochilitas son la mejor opción -o más económica- para llevar cargando a nuestros bebés y nadie se plantea si son problemáticas o no, al encontrarlas en cualquier supermercado, en el sector de bebés.

¿Y cuál es la posición correcta?

La posición correcta es la que llamamos popularmente de ranita: las piernitas, al estar dobladas en un ángulo aproximado de 45° con respecto a su cuerpo, se favorece el desarrollo correcto de los huesos de la cadera. Si no te das cuenta de cómo es la pose, checa que sus rodillas estén apenas más altas que sus pompis.

posicion_ranita
Posicion de "ranita". Se bajó una parte del fular para apreciar mejor la pose
forma_de_C
Forma correcta para la espalda de tu bebé: en forma de "C".

Esta posición se puede lograr muy bien con un fular o con una mochila ergonómica. Pero cuidado: muchas mochilas portabebés dicen ser ergonómicas y no es cierto.

¿Por qué es importante la posición de “ranita”?

Al acomodar al bebé en esta posición, logramos que su fémur se inserte correctamente en la cadera, lo cual es óptimo para todo bebé en desarrollo y, en especial, para bebés que presentan problemas relacionados a la displasia leve. Y su columna se posiciona en forma de “C”, que es la tu bebé necesita para desarrollarla de manera adecuada.

Y más allá de todas las razones válida que leíste en este artículo, el fular es una excelente manera de iniciarte o mantenerte en la crianza con apego.

Criando a un hijo con apego y respeto, tendrás un hijo seguro de si mismo y del amor de sus padres.

Y no olvides que el porteo no se limita a los padres, puede ser practicado por cada persona que rodea directamente al bebé, siempre y cuando su condición física lo permita, como abuelos, tíos, niñeras, etc.

En Mamás y Bebés tenemos una nota sobre cómo elegir un portabebés seguro, en donde te incluimos las principales opciones en cargadores de bebés.

Posts relacionados:

Social Media Mom. Blogueando desde 2005, quiero difundir toda la información posible sobre embarazo sano, parto respetado, lactancia materna y porteo. De alguna manera, colaboro para que este mundo sea menos loco !

Discussion3 comentarios

  1. Pingback: Los otros y mi decisión de portear : Soy Mama Blog

Leave A Reply

error: Derechos Reservados Mamás y Bebés Tu Web de Maternidad 2005-2017