Es hora de pujar?

1

Sabrás cuando es el momento para empujar en la misma forma que sabes cuándo es hora de ir al baño, dado que la sensación es muy parecida.

La necesidad de pujar por lo general comienza al final de la etapa de transición, cuando se dilata a un total de 10 centímetros y empieza el principio del fin. Muchas mujeres consideran que es la parte más gratificante de nacimiento, porque en realidad tienen algo que pueden hacer, en lugar de solo concentrarse en las contracciones.

Si no dilataste por completo, tu médico te indicará que dejes de pujar para que no se produzca ninguna inflamación en lo que queda de tu cuello uterino.

La verdad sobre el trabajo de parto

Hasta que esté realmente en trabajo, no se sabrás exactamente cómo se va a sentir. Una descripción muy común para la necesidad de pujar es “sentir una intensa presión”. Esa necesidad innegable de pujo es provocada por la presión de la cabeza del bebé contra el piso pélvico.

Tampoco se sabe si vas a ser una de esas madres que tendrán un trabajo de parto más corto con contracciones progresando desde el principio o uno cuyo cuerpo lleva horas o incluso días hasta que esté listo para el momento del nacimiento del bebé.

Falso trabajo de parto

No es la definición más ideal pero es la que más se acerca a la realidad. Para saber si es falso tu trabajo de parto, dependerá de un par de factores:

1- Si crees que empezaste el trabajo de parto y corres a una valoración médica con tu obstetra, es muy probable que te realice un tacto vaginal. Si detecta un ablandamiento, acortamiento o adelgazamiento del cuello del útero, eso indica que es un trabajo de parto real.

2. Si es plena madrugada y no estás muy segura de lo que está pasando (algunas contracciones muy leves pero no muy seguidas) trata de descansar. Cuando las contracciones se intensifiquen o la bolsa se rompa, podrás saber que -definitivamente!- estás en trabajo de parto.

Aún no se si esto realmente es trabajo de parto

Nada mejor que llamar a tu doctor, doula o partera. Es muy importante despejar dudas sobretodo, si tienes signos de trabajo de parto antes del final de la semana 37 de embarazo, pues se puede tratar de un parto prematuro.

Si te presentaste en el hospital, te valoraron y te confirmaron que estabas en un trabajo de parto falso, no te desanimes ! Ve a caminar un poco (pero no te canses) has una comida liviana o regresa a casa a descansar un poco. Recuerda que para el momento del parto, necesitarás de toda la energía posible.

Señales de un trabajo de parto

Señal 1: Presión

Aumento de la presión en la pelvis, las visitas al baño se hacen más frecuentes y tu capacidad para respirar mejora. Estos son signos de que tu bebé esta listo para bajar por el canal de parto.

Señal 2: Cambios cervicales

Las revisiones en la recta final del embarazo aumentan, son más molestos y puedes creer que son excesivos. Tranquila: es la única manera que tiene tu doctor de saber si el cuello del útero comienza a “borrarse” y a dilatarse. Paciencia, se seguirán repitiendo hasta la misma hora del parto.

Señal 3: Salida de tapón mucoso y sangre

Aunque algunas mamás no notan la salida del tapón, si lo notarán si es acompañado de sangre. Esto se produce cuando el cuello uterino se dilata y los vasos sanguíneos se rompen. Puede perder el tapón de una sola vez o en pequeñas partes, que a menudo aparecen en tus visitas al sanitario.

Señal 4: Se rompe la fuente

Y esto puede ir desde un pequeño goteo hasta la salida de una gran cantidad de agua: el romper la fuente es uno de los signos de trabajo de parto que muchas madres no esperan que les pase en público. Ten en cuenta que sólo unas pocas mujeres experimentan estas rotura de membranas antes de ir al hospital, pero consulta a tu ginecólogo de inmediato si el fluido que ves no es claro y sin olor.

Señal 5: Contracciones

Mientras las contracciones de Braxton Hicks ayudan a su cuerpo a prepararse para el trabajo, el endurecimiento abdominal constante es un signo de que el parto es inminente.

Si bien algunos de estos signos de parto puede durar semanas, hay otras señales, tales como romper fuente o contracciones muy seguidas justifican una llamada al ginecólogo y una visita a la sala de partos.

¿Y si recibo la epidural?

La epidural puede disminuir o eliminar por completo el impulso de pujar. Si la epidural sigue surtiendo un fuerte efecto para el final de la etapa de transición, es posible que necesites orientación sobre cómo pujar. No te preocupes, tu cuerpo, sabrá qué hacer y tu obstetra te irá indicando qué hacer.

Posts relacionados:

Social Media Mom. Blogueando desde 2005, quiero difundir toda la información posible sobre embarazo sano, parto respetado, lactancia materna y porteo. De alguna manera, colaboro para que este mundo sea menos loco !

Discussion1 comentario

  1. Pingback: Tweets that mention Mamas y Bebes - ¿Es hora de pujar? -- Topsy.com

Leave A Reply

error: Derechos Reservados Mamás y Bebés Tu Web de Maternidad 2005-2017