Pañales: llegó el momento de dejarlos?

0

Dejar los pañales siempre es un tema de discusión entre padres y profesionales. Sabemos que es un proceso que se puede iniciar entre los 18 y 24 meses, aunque es perfectamente que sea una habilidad que tu peque termine de incorporar alrededor de los tres años.

No es un proceso que se pueda enseñar. No importa que tanta voluntad tengas ni cuanto obligues a tu hijo de 12 meses a sentarse en una bacinica: el no tendrá la suficiente madurez física, madurativa y psicológica para enfrentar el proceso.

Ahora te compartiremos las visiones generales para hacerle frente a esta etapa.

Pañales: llegó el momento de dejarlos?

Hay señales que puedes advertir y que te pueden ayudar a identificar que tu peque está listo para empezar el proceso:

– Puede entender y decir cosas como “mojado”, “seco”, “baño” o “pipí”. Hace preguntas al respecto
– Permanece seco por más de dos horas o se despierta seco de una siesta
– Desea estar limpio: muestra disgusto por los pañales mojados
– Pide ir al baño, aunque solo sea por curiosidad
– Se da cuenta cuando tiene ganas de ir al baño
– Camina solo con seguridad y sabe subirse y bajarse los pantalones
– Juega a trasvasar líquidos, señal de que registra el concepto de continencia.

Privacidad

Evítate comentar que estás en este proceso. La gente (con buena o mala intención) da consejos que nadie pide y es muy imprudente. Y no faltará quien le diga a tu peque Ay que cochino, ya no uses pañales.

También no falta quien se escandalice si usas la palabra entrenar y te dirán que tu hijo no es un perro para ser entrenado. Bueno, los atletas entrenan, no? Una vez más, mantén el asunto en privado y estarás más tranquila.

Tiempo

Vas a encontrarte en Internet con diferentes experiencias: “Cómo hacer que tu peque deje los pañales en 3 días”, “mi hijo dejó los pañales en 2 días”, “empecé a llevarlo al baño a la mañana y por la noche, ya había controlado los esfínteres mágicamente”

Si eres una persona razonable, sabrás que estas son cosas que se leen, pero no tenemos forma de comprobar si son ciertas o es pura exhibición materna.

De algo puedes estar segura: para que este sea un proceso no traumático para ambas partes, se necesita mucho tiempo y paciencia por ambas partes.

Si sabes que en un par de meses o en medio año tu hijo tiene que dejar de usar pañales (empezará kinder, guardería o harán un viaje que implique tiempo fuera de casa) pon de tu parte y empieza el proceso para que no sea complicado o te encuentre sin tiempo más adelante. Ve reservándote los fines de semana (si es que durante la semana trabajas) y empieza a mostrarle lo que es jugar y caminar sin un molesto pañal.

Clima

Es mucho más sencillo afrontar este proceso en clima cálido: en invierno la ropa tarda en secarse, si te toca limpiar el piso permanecerá mojado y es más fácil que tu peque pueda tener rozaduras. En verano a lo sumo, solo tocará lavar ropa interior y algún que otro pantaloncito o falda.

El traumático número 2

Puede que tu peque acepte orinar, ya sea en bacinica o en la taza del baño. Pero al momento de mover los intestinos, invente o realmente sienta un dolor en el vientre y eso le provoque pánico. Antes de recurrir a peligrosos medicamentos laxantes, incluye fibra en su dieta diaria.

Asegúrate de que tu hijo está consumiendo una adecuada cantidad de frutas, verduras y líquidos. Y por supuesto, consumir la suficiente cantidad de agua.

Estimula a tu peque

Puede que estés haciendo todo bien: tener paciencia, no presionar a tu peque, pero sin embargo, el peque no colabora y no quiere dejar los pañales o demuestra terror al entrar al baño o ver una bacinica. Entonces, un estímulo, la promesa de una recompensa futura, puede motivarlo a esforzarse aún más para lograr el objetivo: no mojar la ropa interior durante el día y dejar el pañal para la noche solamente.

En el blog de nuestra web, encontrarás diversos imprimibles que resultarán atractivos para tu peque: pegar pegatinas por cada vez que fue exitosamente al baño o por cada día que no mojó su ropa puede ser un gran recurso, más aún, sabiendo que al completar esa planilla, tendrá un premio: una visita al zoológico, un paseo especial, etc. Algunos te dirán que estás chantajeando a la criatura pero déjales hablar: ellos/ellas no están haciendo tu trabajo.

Haciendo click en la imagen, te llevará al post para imprimir el que más te sea conveniente.

Pañales: llegó el momento de dejarlos? Imprimibles útiles, click aquí

Si estuvieron por más de 5 minutos sentados y “no pasó nada” ofrécele seguir con sus actividades y no olvides decirles “la próxima vez seguro harás pipí”. Si puedo orinar, mientras le ofreces para limpiarse, dile lo orgullosa que te sientes y que esperas que sigues así.

Mucha paciencia y cero regaños, suele ser la fórmula para que tu peque alcance este hito en su vida.

Posts relacionados:

Social Media Mom. Blogueando desde 2005, quiero difundir toda la información posible sobre embarazo sano, parto respetado, lactancia materna y porteo. De alguna manera, colaboro para que este mundo sea menos loco !

Leave A Reply

error: Derechos Reservados Mamás y Bebés Tu Web de Maternidad 2005-2017