¿Por qué es importante que mi bebé gateé?

1

¿Por qué es importante que mi bebé gateé? Que tu bebé aprenda a gatear le abre un mundo de posibilidades… y de riesgos. Descubre por qué es importante que los bebés gateen y cómo puedes estimularle para que lo logre.

No importa si tu bebé se arrastra, si intenta arrastrarse y no lo consigue o solo se mueve en el mismo lugar boca abajo. Todos o cualquiera de esas acciones son la base de un futuro gateador.

¿Cuándo puede empezar a gatear?

Alrededor de los 6 meses, un bebé que esté boca abajo puede empezar a intentar levantarse con sus manos y rodillas pero es muy probable que no aprenda a gatear hacia el frente hasta los 8 o 9 meses. Algunos bebés no se arrastran apoyados en rodillas y manos, si no que se arrastran con la panza pegada al piso, o hacer todo el trabajo con una pierna e ir arrastrando la otra.

Importancia de gateo

Algunos bebés se saltean la etapa del gateo para, directamente, empezar a caminar. Pero los beneficios de gateo son muchos. El gateo no sólo ayuda a fortalecer las piernas del bebé para que finalmente pueda caminar, sino que también ayuda en otras etapas del aprendizaje. Saltearse las etapas de arrastrarse y gatear incrementan drásticamente el riesgo de dificultades de aprendizaje.

Y no olvides que el rastreo puede ser algo muy divertido para el bebé.

Ideas para ayudarle

– Tiempo boca abajo: la única manera de darle a tu bebé la oportunidad de rastrear es… dejándolo en el piso. Al principio podrá protestar pero no tendrá otra manera de iniciarse en el rastreo y posterior gateo.

– Facilitando sus movimientos: un almohadón en forma de cilindro, puesto debajo de la parte superior de su pecho, le dará el suficiente apoyo que necesita en su vientre y en el pecho para fortalecer los músculos de piernas y brazos

– Espejo: un espejo frente a su bebé (y nunca dejándolo solo con el) le motivará a acercarse a ese bebé que ve reflejado.

– Toallón: pasado por debajo de su pecho, puede levantarlo jalando de los extremos. El bebé se verá aliviado en su esfuerzo y si frente a él y a unos pasos un juguete llamativo, no habrá mejor estímulo que alcanzarlo.

– Una ayuda extra: tu bebé queda dejar de arrastrase para gatear, pero aún no puede impulsarse con sus piecitos, porque se resbalará. Crea un “tope” con tus manos, para que él se apoye en ellas y hará que tenga ganas de impulsarse.

– Aliento: ¿qué mejor para un bebé que recibir el aliento de su mamá?. si avanza aplausos, si hay alguna caída, no hables con sentimiento, porque provocarás el llanto de tu bebé. Háblale dulcemente, sonríele y empezará a entender que con tropiezos, también se avanza.

Si tu bebé atraviesa toda la sala gateando alrededor de los 9 meses -nunca mejor dicho- está bien encaminado. Si ya está llegando el primer cumpleaños y tu bebe solo se arrastra sin gatear, es un buen momento para consultarlo con su pediatra.

Medidas de seguridad

Un bebé es potencialmente curioso. Un bebé curioso y que ya puede arrastrarse o gatear puede meterse en problemas. Es momento de revisar toda la casa. ¿La mejor manera? ponerse a su altura, en 4 puntos y revisar los lugares en los que el podrá gatear.

Social Media Mom. Blogueando desde 2005, quiero difundir toda la información posible sobre embarazo sano, parto respetado, lactancia materna y porteo. De alguna manera, colaboro para que este mundo sea menos loco !

Discussion1 comentario

Leave A Reply

error: Derechos Reservados Mamás y Bebés Tu Web de Maternidad 2005-2017