Confusión del pezón

2

La confusión del pezón es una razón común que deriva en el fracaso de lactancia materna. Bebés que son puesto en contacto con el biberón antes que con el pecho materno (generalmente por las enfermeras de las maternidades) complicado la posterior prendida al pecho materno.

Aquí unas explicaciones y posibles soluciones a la confusión de pezón

¿Qué es la confusión del pezón?

Es la resistencia o negativa por parte del bebé a «prenderse» del pecho materno. El bebé prefiere el pezón artificial de un biberón porque de allí, la leche sale sin realizar mayor esfuerzo.

Es común en los recién nacidos separados de sus madres en el momento crucial, aunque también se puede presentar en niños que son alimentados artificialmente cuando sus madres están fuera del hogar. Esto puede derivar en una «huelga de lactancia», afectando la producción de la leche en la madre, mastitis y si no se actúa a tiempo, el fin de la lactancia materna.

En menor medida, el chupete también puede provocar confusión de pezón.

¿Cómo se puede evitar la confusión del pezón?

Aquí aplica el lema de la campaña española «Nada como mamá, nada como mamar«. Lo mejor es evitar chupones y biberones las primeras seis semanas (o jamás recurrir a ellos). Si por alguna razón (como el regreso al trabajo de la mamá) el bebé queda a cuidado de terceros y debe usar biberón, se recomienda el más anatómico que se pueda conseguir, con una mamila (tetina) de flujo lento. Muchos recomiendan alimentarlos con una taza o jeringa pero esto es poco probable que sea cumplido por una persona que se limita a cuidar un bebé ajeno.

¿Se puede corregir la confusión del pezón?

Si, aunque puede significar paciencia y esfuerzo. Deshazte de todos los biberones y chupones para evitar caer en la tentación de dárselo.

Lo ideal, es ofrecer el pecho cuando el bebé está tranquilo y no en medio de un mar de histeria porque tiene hambre. Sabemos perfectamente que un bebé se puede prender al pecho y alimentarse aunque se vea dormido. El contacto piel a piel que ofrece un fular es ideal en este momento: tu bebé puede oler tu leche y acceder a ella al instante.

Si crees o tienes la sensación de que tu leche demora en bajar y eso es lo que termina desesperando a tu bebé, puedes recurrir a un sacaleche o extractor de leche para que la leche esté a punto para cuando tu bebé la requiera. Este paso no debería ser realmente necesario y mucha gente te dirá que no, pero si te proporciona tranquilidad y seguridad, hazlo.

Recuerda que puedes recurrir a una asesoría de lactancia o a una enfermera con conocimientos del tema, para que te apoyen con más información.

Posts relacionados:

Amamanté a mis 2 hijos cuando no era ni nada extraordinario, ni destacable ni objeto de señalamientos.

Discussion2 comentarios

  1. Hola. Actualmente estoy pasando por esta situación es difícil porque trabajo tiempo completo y durante el día la bebe toma solo en biberón ya ella va a cumplir 4 meses pero yo quería amamantarla hasta el año estoy haciendo hasta lo imposible para poder continuar la lactancia ojala y pueda superar esto. Gracias por la información

  2. Hola mi bebé tiene un mes y medio por hospitalizacion de ella fuimos separadas a los 3 días de nacida y eso tuve mi bajada de leche y ella se había bajado de peso en la clínica la alimentaban con biberón y una de las recomendaciones era darle suplemento después de lactar la. .. se creo la confusión tetina pecho y ella en estos momentos no sabe succionar bien ni el pecho ni la tetina hace muchos chasquidos y se le suelta el pecho cada momento entonces no extrae toda mi le che y ya estoy produciendo mucha menos… he intentado darle con gotero para quítate el biberón pero no come bien… temo que no suba de peso por quedar con hambre… no se que hacer si definitivamente desistir de amamantarla y seguir sólo con biberón… estoy muy deprimida

Leave A Reply

error: Derechos Reservados Mamás y Bebés Tu Web de Maternidad 2005-2017