Calor: ¿Cómo proteger al bebé?

0

La exposición al calor excesivo causa a los niños pequeños un aumento de la temperatura y una pérdida rápida de agua en su cuerpo (60%), lo que puede provocar una deshidratación severa. Es por esto que los bebés son particularmente sensibles al calor. Y si en tu área de residencia las olas de calor son cosas de cada año, es indispensable vigilar que tu bebé para evitar la deshidratación y el golpe de calor.

¿Cómo proteger al bebé del calor?

No salir durante las horas más calientes del día

No importa lo costosa y moderna que sea la carriola de tu bebé: está hecha con nylon, material que crea una atmósfera caliente que acompaña a tu bebé. El nylon no permite que el aire circule, y eso expone a tu bebé a un golpe de calor. Es por esto que en cuanto el sol empieza a calentar, ya no se recomienda salir con el bebé, esto suele pasar entre las 10 y 11 de la mañana y se mantiene en muchos puntos del planeta hasta después de las 5 de la tarde. En ésta amplia franja horaria, es mejor no estar en la calle con tu bebé.

Los trastornos en tu bebé por un golpe de calor se desarrollan en tan sólo en media hora, especialmente si el niño no ha bebido líquidos. Tu bebé se mostrará extremadamente somnoliento y apático al calor, y continuará perdiendo líquidos a través de la diarrea y los vómitos, pero ya no mojará su pañal.

En el auto

Aún teniendo un auto con aire acondicionado, continúa evitando las horas más caliente, para evitar el shock del calor al frío, que puede afectar sus vías respiratorias.

Protege a tu bebé del sol colocando protectores en la ventana y nunca encima del bebé, para que el aire circule a su alrededor. Nunca tapes su autoasiento con mantas o protectores.

Tu bebé consume el agua que su cuerpo necesita a través de la leche materna o de la fórmula láctea que fue preparada con agua. Aún así, si tiene más de 6 meses y tienes la aprobación de su pediatra, ofrécele un biberón con agua limpia. Él no puede manifestar su sed con palabras y lo que le ofrezcas, intentará beberlo por si mismo.

Y bajo ningún punto de vista, ni por un minuto, lo dejes sólo en el vehículo.

Ropa de algodón

La ropa del bebé, siempre debe ser de algodón y de colores claros. El algodón permite que su piel respire y transpire. Camine o no, en la calle siempre con su gorrito o sombrero.

Agua!

En verano, el baño no es sólo por higiene, también es para refrescarle y permitirle descansar.

Si aún con todas estas precauciones, tu bebé presenta vómitos o diarrea y no acepta líquidos, llévalo con urgencia al hospital más cercano.

Imagen | Little baby boy sitting on the sand stock photo

Social Media Mom. Blogueando desde 2005, quiero difundir toda la información posible sobre embarazo sano, parto respetado, lactancia materna y porteo. De alguna manera, colaboro para que este mundo sea menos loco !

Leave A Reply

error: Derechos Reservados Mamás y Bebés Tu Web de Maternidad 2005-2017