La culpa y el deseo de volver a trabajar

1

La culpa y el deseo de volver a trabajar “Para mí es difícil, todos los días cuando la veo irse a su guardería me pregunto si estaré haciendo lo correcto, creo que en casa conmigo estaría mejor pero no puedo darme ese lujo, necesito trabajar” dice Marina sobre el regreso a trabajar luego del nacimiento de su segunda hija. “Por otro lado ella no cambió ningún comportamiento para conmigo, me sigue sonriendo cada vez que me ve y cuando la tengo en mis brazos se que se siente protegida y tranquila. Espero no estar equivocada”

Buscar un cuidado de calidad

Cuando decides el regreso al trabajo, lo primero que debes asegurarle a tu bebé es un cuidado de calidad. Ninguna mamá puede sentirse a gusto en su ámbito laboral si no está segura del lugar o la persona que cuidará de su bebé. Que alguien cuide de tu bebé y tu bebé acepte a ese extraño no debe ser motivo ni de culpas, ni de celos. Después de todo, también es muy difícil ser una mamá 24/7 (las 24 horas del día, los 7 días de la semana).

La mayoría de las mamás declaran que solo vuelven a trabajar por el aspecto económico: “jamás sentí culpabilidad por salir a trabajar y traer estabilidad económica a mi hogar. Peor me hubiera sentido si ellos me pedían algo y yo no se los hubiera podido dar” dice Eve.

Claudia dice: “Amo a mi bebe y junto a mi marido la buscamos durante dos años. Pero reconozco que ya pasaron 6 meses de su nacimiento y me hace falta mi mundo laboral para sentirme productiva, aunque económicamente no me haga falta. Se que sus abuelas la cuidan con mi mismo amor y eso me tranquiliza mucho””

La realidad es que te encontrarás con gente que te felicite por mantener tu independencia y otros que te criticaran duramente.

Como reaccionar

Por supuesto, que la mejor manera de defender tu postura es estar absolutamente convencida de ella. Cada quien trabaja -o no- por motivos muy personales y no podemos esperar comprensión de parte de todo el mundo.

El apoyo de tu pareja es determinante para terminar de tomar una decisión. Sopesen juntos todas las ventajas y desventajas de regresar a trabajar y luego lleguen a un acuerdo.

Recuerda que el proceso de adaptación no sera inmediato ni para ti ni para tu bebé. Y como en todos los ordenes de la vida, la paciencia y constancia son las claves.

Posts relacionados:

Social Media Mom. Blogueando desde 2005, quiero difundir toda la información posible sobre embarazo sano, parto respetado, lactancia materna y porteo. De alguna manera, colaboro para que este mundo sea menos loco !

Discussion1 comentario

  1. Tienes mucha razón! Cada una tiene sus razones para trabajar o no. Yo trabajo, porque de alguna forma debemos vivir mi bebé y yo, no me siento culpable, pero claro que me encantaría pasar más tiempo con él. Y como dices, muchas personas te critican trabajes o no. No le puedes dar gusto a todos, pero lo importante es tomar las decisiones que sean lo mejor para la familia (papá, mamá e hijos). Los otros consejos, tomarlos en cuenta, pero no mortificarse por ellos.
    Saludos!

Leave A Reply