Dolor de espalda en el embarazo: como aliviarlo

0

El dolor de espalda en el embarazo es algo común y sumamente molesto aunque no sea intenso. Esto ocurre porque las hormonas aflojan temporalmente tus ligamentos, haciendo que la espalda se vuelva un punto vulnerable. Y si a esto le añadimos el peso de tu pancita, que modifica tu postura, más la presión del bebé hacia los nervios espinales, estamos hablando de un combo bastante molesto.

Esto suele suceder porque el embarazo es la gota que rebalsa el vaso de una espalda que viene soportando años y años de mala postura y malos hábitos. Pero no te preocupes, puedes hacer varias cosas para aliviar la molestia en la espalda.

También se debe tener en cuenta que durante el embarazo, el cuerpo produce la hormona relaxina, que ayuda a preparar el cuerpo para el momento del parto. Uno de los efectos de la relaxina es la distensión de los ligamentos de todo el cuerpo, por lo que las mujeres embarazadas son menos estables y más propensas a las lesiones, especialmente en la espalda.

Tips para aliviar el dolor de espalda en el embarazo

Estas son algunas ideas para combatir el dolor de espalda. Pero nunca olvides consultar a tu obstetra sobre la práctica de estos y cualquier otro tipo de consejos.

Ejercicio

Mantenerte activa es indispensable estés embarazada o no. Caminar con regularidad y buen ritmo ayuda a que los músculos estén en forma y las articulaciones se mantengan flexibles. Tus articulaciones se apoyan en ligamentos y músculos para funcionar. Así que cuanto más fuertes sean, menos sufrirá tu espalda. El beneficio aumenta si lo combinas con natación. El yoga prenatal también es muy recomendado.

Descanso

Trata de descansar de lado y con una almohada entre las piernas, para aliviar la presión de la columna.

Calor

Paños de calor localizados en el área afectada o un baño caliente, en donde la presión del agua caliente impacte en la zona del dolor, pueden ser un gran alivio en este estado en el cual no puedes recurrir a medicación fuerte.

Buena postura

Si para la población en general, mantener una postura correcta es sano y recomendable, cuando estás embarazada, se convierte en un requisito indispensable. Una buena postura de espalda es fundamental para la salud y bienestar general.

Una mala alienación de columna afectará órganos, respiración, músculos, digestión e influirá en la fatiga que sientas. Los efectos de la mala postura son amplificados por el embarazo cuando los ligamentos se estiran y el dolor pueden continuar después del nacimiento.

Al sentarte, recuerda hacerlo correctamente: con la espalda en el respaldo de la silla y cuando camines, coloca tus manos detrás de la espalda para abrir los hombros y así, estar más consciente sobre de la postura en la que debe estar la columna vertebral.

Zapatos cómodos

Usar tacones o plataformas de más de 5 centímetro (pulgada y media) dejan de ser beneficiosos en esta etapa. Olvida tus tacones altos por unos meses y beneficiarás tu postura.

Posts relacionados:

Social Media Mom. Blogueando desde 2005, quiero difundir toda la información posible sobre embarazo sano, parto respetado, lactancia materna y porteo. De alguna manera, colaboro para que este mundo sea menos loco !

Leave A Reply

error: Derechos Reservados Mamás y Bebés Tu Web de Maternidad 2005-2017