Qué NO hacer cuando tu mujer está en trabajo de parto

2

Si las mamás tenemos nuestros momentos de dudas y nerviosismo cuando se acerca el momento del parto, para los hombres puede ser más difícil desde el punto de vista de enfrentarse al algo realmente desconocido, dado que el proceso de embarazo no ocurrió en ellos.

Este artículo fue pensado para todo los papás que acompañarán a sus parejas durante el trabajo de parto. Es una guía para que se manejen con piedad… así que es tu deber difundirla!

Señores futuros padres:

Si ustedes nos consideran sensibles a nivel general, cada día de nuestra existencia, ahora tendrán la posibilidad de ver de qué estamos hechas las mujeres. Lo que somos capaces de enfrentar y soportar, aunque sea con llantos y gritos de por medio. Y -deberán admitirlo- nos admirarán mucho más de lo que ya lo hacían.

No es falsa modestia, créanme que terminarán por hacerlo.

Y como será un momento especial, único e irrepetible aunque la pareja tenga 5 hijos más, te pedimos que… no arruines semejante momento haciendo una (o todas!) de las siguientes cosas:

– No hables de fútbol con el ginecólogo mientras le hace tacto a tu mujer.
– No preguntes cual es la clave del wi-fi.
– Cuidado con las fotos: el momento es maravilloso pero realmente vas a mostrarles a todos fotos de la vagina de tu mujer?. Desagradable.
– La misma sugerencia es por si deseas videograbar el nacimiento. Es una filmación que debe quedar reservada para la pareja, no para verla un domingo a la noche con los amigos, comiendo una pizza.
– Deja el trabajo de lado, apaga el celular.
– No twittees que ya ves como se asoma la cabecita !!!!!.
– No pongas las tele a todo volumen, mucho menos, sintonizar eventos deportivos.
– Habla con anticipación con ella y pregúntale como le gustaría que tu reaccionaras ante un pedido suyo.
– Hasta que se desencadene el trabajo de parto, puede pasar un buen tiempo y si las contracciones aún no son dolorosas, ofrécele un masaje en los pies o habla de algún tema tranquilo, nada de fugas radioactivas, ni tsunamis, ni terremotos.
– En algún momento de dolor, dile que eso es lo último, que ya pronto nace el bebé. Pero no se lo digas cada minuto porque solo lograrás frustrarla.
– Si no sabes como darle ánimos, decirle “te amo”, “aquí estoy”, “dice el doctor que vas bien”, “aprieta mi mano”, pueden ayudar mucho. Trata de no ser repetitivo y recuerda que el silencio también acompaña.
– No permitas que lleguen a sus oídos comentarios negativos de los familiares o visitas. Es más, pídeles intimidad y envíalos al pasillo a esperar.
– En caso de terminar en cesárea y si no es lo que habían elegido, dile que está haciendo lo mejor por el bebé y que no importa cómo llegue al mundo. Importa que nazca bien y que pronto lo tendrá en brazos.
– Si te permiten estar junto a tu mujer en la cesárea, no espíes sobre la cortina. Concéntrate en ella y dile que son los últimos minutos “de a dos” y que pronto verán a su bebé.
– No empieces charlas con otros padres que también estén en trabajo de parto. Concéntrate en tu mujer.
– Tampoco le digas que la mujer de la habitación de junto empezó y terminó con todo en 10 minutos. No la frustres!
– No te hagas el galán con las enfermeras, ni doctoras ni nada semejante al sexo femenino. Tu mujer esta en un momento de absoluta vulnerabilidad. No te ganes su odio momentáneo o eterno.
– Trata de no desmayarte, menos… de vomitar! Nadie te prestará atención, te lo puedo asegurar.
– Luego de la cesárea, evítale a tu mujer los olores fuertes que la pueden asquear. Adiós flores, perfumes y comidas con olores muy marcados.
– Ayúdala con el bebé y/o con los regalos al momento de dejar el hospital.

Y por sobre todas las cosas…

Disfruta tu nueva familia !

Posts relacionados:

Social Media Mom. Blogueando desde 2005, quiero difundir toda la información posible sobre embarazo sano, parto respetado, lactancia materna y porteo. De alguna manera, colaboro para que este mundo sea menos loco !

Discussion2 comentarios

Leave A Reply

error: Derechos Reservados Mamás y Bebés Tu Web de Maternidad 2005-2017